sábado, 31 de diciembre de 2011

DESDE UN CAFÉ CON LITERATOS, OS DESEAMOS UN FELIZ 2012

Somos un momento más, tiempo guardado en días. Nuestros siglos serán el lazo que nos mantendrá unidos en el vocablo. Estamos a punto de comenzar un nuevo año, desde Un Café con Literatos deseamos a todos que sus sueños encuentren el espejo apropiado para reflejar la mejor imagen. Que traiga paz en el bolsillo, salud en cada paso y amor en la mirada. Que la Diosa Fortuna nos cuide el destino. Aún e...stando tan lejanos, somos una misma frase. Aún teniendo horas de diferencia, no exista los relojes. Que seamos la misma voz, el mismo ánimo. Por y para todos, para que el ser humano sea en lo próximo mejor persona. Os deseamos un muy feliz año 2012.
Desde mi Madrid querida.
 
 

 

viernes, 9 de diciembre de 2011

ANADOLU


El fraseo del mar sobre los ojos,
lo que nos dijimos,
el interior de las manzanas,
el aire con su rostro de pastelillo dulce,
el aire y su visión del mundo,
la seducción de lo extraño,
el trato amable de una sombra,
el definitivo silencio balbuceando mi nombre.
La desposesión del tiempo,
los pies amando el frío de las algas.
La desposesión del tiempo.
Los objetos mudos, aquella nube,
las paredes blanqueadas,
la luz de sus antiguos dioses,
el primitivo telar retomando las horas,
las horas sobre la mesa,
las horas para las manos nítidas,
las horas como playas extraviadas.
La desposesión del tiempo.
La memoria serena.
La desposesión de la memoria.



Concha González Nieto






viernes, 25 de noviembre de 2011

AL BORDE DE MI SILLUETA


La aguja se detuvo…

Tic tac llegando a mi mente con sonidos siderales y
un eco que pronunciaba mi nombre
desde siniestras oquedades
no logro recordar
mi salto al vacío.
Sudor, angustia,
tiempo humeante, olor a leños ardiendo...
Soy una lámpara sin luz y
mi figura ya no es...
Soledad…
Ciudad sin nombre, ausencia de calles,
destellos moribundos en la noche.
El pelo cubre mi rostro bajo aquella farola,
yo misma ilumino mi sombra.



Raquel Viejobueno

lunes, 7 de noviembre de 2011

ASFIXIA.


 (Sobre la comedia del hombre)


Eres Alfa de un grupo perdido de sombras.
Escenario de títeres, marionetas, nebulosas sin luz.
Comedia de llantos enrisados, dobleces de la palabra,
Tragedia de una llama que ardió y se apagó
por ese huracán que entró
en la sosegada calma de nuestro aire…
Dejad de danzar; payasos, demonios, injuria, guerra, ceguera, adioses, ardores, olvidos.
El día viene desnudo...
 
 
Raquel Viejobueno Rodríguez.

domingo, 6 de noviembre de 2011

MADRE NATURALEZA


 
Cuando te contemplo me aquieto,

me embeleso;

en ti me veo.



Creo que no te pertenezco,

que estoy fuera de tu seno;

cuando en realidad no estoy ni fuera, ni dentro,

sino que formo pieza de ti;

como un dedo es parte de mi cuerpo,

como una ola no está separada del mar abierto.



Vivimos ignorándote;

siendo nuestro mayor desacierto,

dañándonos al negarte,

envenenando nuestro cuerpo.



Tú eres armonía, belleza y sabiduría.

Cuando muestras tu fuerza:

la humanidad se percata de su torpe osadía.



Cuando se asola un bosque,

el agua y el aire se contamina…

la humanidad se suicida de forma colectiva.



Cuando te presto atención:

me enseñas; descubro esa inmensa vitalidad en completa armonía,

reposo en ti, la brisa me acaricia...



Perdónanos madre nuestra, por tanta insolencia.

Amándote descubro quien soy en esencia:

pura naturaleza.




Juan Luis Bulnes de la Calle.

martes, 1 de noviembre de 2011

EL REFLEJO DE MI HUECO.

 

Fui al espejo y vi la imagen retroceder...
Mi sombra recogía la ropa, se mudaba,
no pude detener mi piel y
quedé desnuda de espanto.
Hay una certeza: mi mundo termina:
ayer había muertos en banderas difusas,
cuadros de niños moribundos...
El espejo se quedó sin imagen,
huyó cuando no pudo reflejar tanta miseria.


El mundo se quedó sin reflejo…



Raquel Viejobueno Rodríguez.

sábado, 22 de octubre de 2011

X CAFÉ CON LITERATOS.

Nuestro escenario en el X Café nos proporcionó un lugar cálido, donde la Literatura se dilató de forma notable. Estupenda presentación de Ana María Viejobueno Rodríguez  y Raquel Viejobueno Rodríguez.
La Embajada de España en Cuba  grabó la celabración del Café y parte de sus miembros estuvieron allí, los cuales se mostraron encantados con el contenido que se ofreció literario y el nivel del mismo. Tuvimos un público fantástico. Una bella experiencia.

sábado, 8 de octubre de 2011

EN ORILLA DEL MUNDO.


  Nunca supe cuando podía despertar.
 Pensé en llamar allí, donde el timbre era perpetuo.
 El silencio de ese ruido me dejó sin oír.
Figura de  sombras que dibuja el paisaje, en aquel, un cuadro sin nada.
He llegado al fin de los días con el mundo en el bolsillo.
Nadie se quejaba, había miedo en las manos sin dedos y frío
 en el cálido hogar del  Diablo.
No sé;
quizá la noche tenga otro nombre y no me lo quiera decir.
Estoy dudosa de pensar en ese momento donde el mundo esbozó
el eco de mi grito.
Miles de pieles corriendo.
El pasillo se termina.
 Sólo al otro lado encontraré lo que sacie esta sed de silencios:
Mi silueta en la orilla del mar,
 con un vestido salado y un cabello de espuma.
Sólo quizá cuando el sol esté helado dejaré de pensar.
Esta noche es un pozo con espinas, una trampa de mis ojos y
un veneno en mi alma.
Ahora escucho;
las pisadas descalzas del miedo, es un jinete sin caballo,
pero armado hasta los dientes.
 Ahora sólo  queda que pueda descansar.


Raquel Viejobueno  Rodríguez.

jueves, 22 de septiembre de 2011

A LA ORILLA...





¿Qué habrá detrás de esta vida,
qué tanto me llama?
¿No comprendes que me has hecho caer?
Me he quedado sin sueño para guarecerme del mundo.
Ya no tengo piel.
Soy un difuso juguete en los dedos de la confusión.
Ahora veo un trampolín;

sólo debo saltar...
 
Raquel Viejobueno (Epitafio)
 

miércoles, 21 de septiembre de 2011

PENSAMIENTOS DE UN PASEANTE

Todo va pasando; y gozando lo contemplo.
El camino me llama.
Cada instante se acaba en su comienzo.
Mientras las fuerzas no se agoten seguiremos terminado y empezando.
Me digo: caminante; son tus pisadas las que van formando el sendero,
que detrás va quedando.
Voy navegando por parajes perdidos,
esclavo de recuerdos,
soñando con encuentros,
disfrutando del presente;
que es lo que tengo.
Llega un nuevo día,
atrás queda el descanso.
Empieza la lucha,
donde la derrota está asegurada,
tras la victoria de la jornada acabada.
Empieza un nuevo día,
con energías renovadas,
dando lugar a esperanzas,
que pintan nuevos horizontes,
con caminos que descubrir.
Miras al frente y no percibes el final.
En el caminar callado y solitario,
veredas de vivencias y emociones,
van dejando huellas en nuestros corazones.
Contemplo bellos paisajes,
donde las penas se calman y encuentran consuelo,
cuando la naturaleza es testigo de nuestros pasos,
hablándonos y escuchándonos.
Brisas que nos acarician;
aliviando nuestras penas en nuestro transitar.
Hojas que danzan al son de nuestro pasear.
Hay nobles caminantes que se paran a contemplar,
después del largo recorrido,
en el temor del final.
Al terminar me doy cuenta
que la recompensa no está en el acabar;
sino en nuestras experiencias en el recorrido,
que es el mayor regalo a la hora de descansar.
Llega el final, para que tenga lugar un nuevo comenzar.
Le decía a una amiga: “no es posible que tan pronto se acabe;
vamos a continuar”.
Atrapados en medio de tanta belleza,
andamos y andamos sin parar.
Olvidándonos de horas y distancias,
hasta que la cordura nos hizo reaccionar:
que lo recorrido es demasiado,
que todo tiene un final,
que hay amigos que esperan
y no se les puede perjudicar.
Perdonar nuestros despistes,
por nuestro embelesamiento al transitar.


  Juan Luis Bulnes de la Calle.





 





sábado, 17 de septiembre de 2011

PASARÁ

Que el agua apague este mal ser,
 el ardor de quemazón,
los años ciegos,
el daño de la ausencia.
El agua rota apagará
el fuego,
la vida consumida,
la noche, la bruma, el desamparo.
El agua lavará…



Raquel Viejobueno Rodríguez.

viernes, 16 de septiembre de 2011

Y ESPECULA

              


Nada es como ayer,
nada;

siento cómo

se me arruga la palabra

y no la quiero manosear;

me impacta su miedo

hasta cómo

se congestiona,

pero se obstina

y espera;

después perfila atajos

y especula

en la vereda

de enfrente,

deambula pero vuelve

aunque las dos

ella y yo,

nos quedemos calladas.


De mi libro: En Defensa Propia 

 

jueves, 8 de septiembre de 2011

CALÍOPE AZAI



Calíope Azai es un relato metafórico donde los protagonistas representan valores transcendentales. El mundo parece estar enfermo, no tener cura para el ahogo que siente en todo. La protagonista simboliza la voz donde todos nos deberíamos de ver reflejados. Es el barco que nos ayudará a vivir mejor...



viernes, 26 de agosto de 2011

X CAFÉ CON LITERATOS.





Os invito a participar en el X Café con Literatos que se celebrará el 14 de octubre en La Habana (Cuba) en "Casa Gaia" con la colaboración de AECID, Embajada de España en Cuba. Se comenzará con la recepción protocolar, a continuación se realizará un Performance de algún poema Raquel Viejobueno . Se dará paso al Café donde se hara público de los seleccionados para los cuadernllos oficiales, se terminará con un cóctel. La recepción de escritos de temática "Cuento tradicional" está abierto hasta el 1 de octubre de 2011, no es necesario acudir al Café presencialmente para el envio de los mismos. Se pueden adjuntar al correo raquel@uncafeconliteratos.es.




martes, 16 de agosto de 2011

CÁNTICO DE ESPUMA

Dios está de huelga, el cielo cierra sus puertas. Los Santos parecen haberse ido. Nadie queda como guardián de lo sensato y lo coherente. El mudo muere en la grieta de su propia estupidez y todo parece bailar al son del mismo tango: El poder.
...
Madrid queda cerrado para muchos, impoluta burbuja de cristal repartiendo quiméricas ideas, mientras allá abajo, los niños sofocan su muerte, el hambre y las moscas los comen desde los pies.
La espuma de la mentira crece.

Hoy, mientras esperaba la apertura de un semáforo, lloré por la estupidez del ser humano, atrás se oían el cántico de los feligreses para un Dios que hace mucho que se quedó ciego y sordo…
¡Un día con mucha zozobra!

sábado, 6 de agosto de 2011

HIJA...SI PUDIERA.


Si pudiera llevarte a planear
enseñarte a idear estrellas
cuando el cielo las esconde…
El lucero del alba jugaría contigo.
Por los pedregales
puliría las rocas que a tu paso
rozaran tus pies
ni un ápice de sus bordes te dejaría herida.
Templaría las cumbres
que llegaras con los brazos en alto
ofreciendo al cielo descansar en tus manos.
Al mar azul, le vestiría de gala…
adornándole con serpentinas y sirenas
las que aún soñamos ser.
Mi corazón a tu alcance
para que vieras, mi princesa
como te guardo en él.
No, la vida no es cuento
con palacios de cristal y príncipes encantados
pero tu existir mi niña María
si le puedes enriquecer con sueños
con tu alma hacer que se cumplan.
Tranquila me iré,
allá dónde el Dios que yo quiero
me lleve,…nunca lejos de tu lado…
Mantendrás viva la paz de tus silencios
… fidelidad ante los susurros de la realidad… 



Loli Fernández B.

viernes, 5 de agosto de 2011

PARECE UNA OBRA MACABRA...

Parece una obra macabra…
deambulamos por un espacio sin sentido.
En él, la vida va trazando
caminos absurdos sobre decorados viejos, 
donde personajes siniestros 
recitan monólogos,                                                                                                        emponzoñados de falsa coherencia.
al enfrentarnos con  la predestinación,
hallamos el precipicio
que nos separa de la platea,
poblada
por ojos que miran sin ver,
oídos domesticados,
bocas entreabiertas y manos prestas,
por si
el final trágico del drama merece el aplauso o el abucheo...
luego…
oscuridad,
soledad,
silencio,
en el camerino desolado.





Por Jesús García


En Pozuelo a 28 de Julio de 2011

miércoles, 27 de julio de 2011

DESNUDEZ.

Hubo un siempre en aquella comisura del minuto. Rayos encendidos cayeron en una noche sin cielo. Me detuve sobre tu silueta doblemente ensombrecida. No consigo recordar el camino que tocaste para llegar a mí, este laberinto de flores espinadas...
Vocablos agónicos en una escritura mal trazada, se pierde tu presencia en arenas que el viento las lleva lejos. No quedan días, ni atardeceres para calentar nuestro nido...
Veo la luz infinita adentrarse en huesos rotos. Busco. Nada.
El miedo juega con mi piel blanquecina, alguien pintó un mapa sobre ella, aún así te perdiste.
Llévame contigo a esos bosques donde la caricia eran labios petrificados. Arrastra este cuerpo yacido. Espanta los fantasmas que devoran mi pensamiento. No me dejes nunca, el miedo es un monstruo con colmillos ennegrecidos.

Raquel Viejobueno Rodríguez.

jueves, 30 de junio de 2011

ALTAÍR Y LOS TEÑIDOS.



No llores cuando nada se pueda hacer. Las escarchas de la noche anterior se calentaban con la mentira.
Se mofan de la cobardía del que tiembla en la oscuridad de la ignorancia del que recoge harapos de aire.

-No me sirves-dijo el teñido-quiero más de ese poder.

-Altaír sació su llanto en arroyos pasados. Nubes de caricias llovieron, quemaron su piel desgastada. Tiempos rotos, cosidos de momentos de iras. Nada aguantó al llanto de la impotencia. El joven anciano tejía la palabra entre el fuego lento y soledades. Su poder se dejó ver a través del ladrillo, testigo de miserias por no haber accedido a esa arrogancia de estudiosos y renombrados señores y señoras.
- Quitadle todo-dijo un teñido-, ese papel de piel quemadlo, nada puede quedar…

Allí en un bosque perdido añora y vive en su aldea “Liber”. Sus dedos fabrican fantasías, ensueños, mundos donde todo adquiere forma, sentido, color.
A veces llora por la decadencia de los Teñidos, de sus cabellos de colores, de su piel de piedra y su cuerpo maquetado en cartón y cenizas.
Altaír vive vestido de libro, allí en su bosque perdido, su sombra vuela entre las ramas silvestres del viento que sopla más allá de las estrellas del mundo, más allá de donde los Teñidos no pueden ver porque su pupila es pequeña, incolora, sin luz.
Altaír se convirtió en hoja transparente repleta de pequeños cristales de letras. Los teñidos se quebraron cuando su cuerpo se petrificó entre arrogancias y mentiras, su cuerpo se fue cayendo por el mundo, sin dejar nada, estaban huecos, vacíos, ni el aire soplaba entre los agujeros de sus segundos.
Hoy podéis encontrar a Altaír, a la vuelta de cualquier letra, sólo teneís que doblar la esquina de la frase, o levantar la falda a vuestra sombra para verle cobijado en la presencia del calor del que no tiene tiña.

Raquel Viejobueno Rodríguez 


viernes, 24 de junio de 2011

OSCUROS PERGAMINOS.


Oscuros pergaminos, se ven translucidos entre la memoria del hombre.

Las criaturas más insignificantes mueren de hambre en el barro de la hipocresía, mientras los bebes se tragan las ganas de cariño.

Las calles oscuras se desarman entre mis dedos, mientras las mujeres reparten caricias  a aquellos borrachos que las señalan la piel. Tierras del hombre donde la hembra sale en busca de caza para sobrevivir a la hoguera de la crítica. Las letras ya no sirven, se queman en la mirada del vecino, y mientras el trigo se agosta cada año, los pliegues azulinos de mi piel marcan el principio de un nuevo despertar.

Son en estas noches silenciosas, como el silencio de un mutista engreído…

Donde no atiendo y me pierdo en el dolor de cada uno. Mentiras y promesas de cordillera rotas, de océanos que nadie supo cruzar. La muerte aúlla, la vida quema, todo está en cansancio, hasta mis ganas de ser.

Niña que rompe silencios en la palabra oscura, llantos disfrazados de letras. Nada, el mundo se desmaya, y todo parece rejuvenecer en mi vejez.

Aquel momento de angustia se torna bello, distinto, adioses, sigilo, mudez, todo. Nada.



Raquel Viejobueno Rodríguez.

lunes, 20 de junio de 2011

MUJER DORMIDA


Gira mundo, baila sobre sí mismo,
fuego en la palma de mis manos.
Húmedas hogueras arden sin su llamarada.
Piel cenicienta en túneles oscurecidos,
voz quemada,
grieta, vacío.
Precipicio de confusiones, fantasmas humeantes,
joven enmudecida, mujer quebrada.
Tenue perennidad
de bálsamos disimulados,
cantos de tarabillas en bosques alejados.
Damisela de rodillas…
barro avergonzado.
¡Tierra danza!, camina sobre el instante,
fulgurantes voces.



Raquel Viejobueno Rodríguez.

jueves, 16 de junio de 2011

MI PADRE.

Buen compañero.
Le gustaba la historia.
Cantaba tangos.
Recitaba poesía.

Despedazado por las fauces atroces de una guerra fratricida.
Se recompuso en lo que pudo.
Tuvo diez hijos.
¡Cuánto luchó!
¡Qué duro fue!

¡Cuántas necesidades!
A sus hijos nada nos faltó.
Finalmente la compensación; a todos nos cobijó.
A todos nos encaminó.

Esperó la muerte de frente, con valentía, entereza; ejemplarmente.
Sabía que se iba.
“Llegó mi hora”; decía.
“Estoy preparado. No preocuparos; ya la veía”.

No está el luchador.
No se oyen esos tangos,
Tampoco esas poesías.
Se fue ése héroe de la vida.
En nuestros corazones se quedó.

En mi Alma resuenan unos párrafos que en él oía:
“…Contemplo el mar abierto.
Hay un silencio de templo y un barco lejos…muy lejos.
Las olas besan la playa con evidente respeto,
 y una pregunta se escapa, que formula el  mar abierto:
¿Qué son las aguas del mar?
¿Es llanto que llora el cielo, por nuestro fracaso en amar al prójimo nuestro?...”


Juan Luis Bulnes de la Calle.

lunes, 13 de junio de 2011

YA NO MÁS.


El tiempo cayó desmayado,
Lágrima fácil, mares
ahogados...
Empezó el cosquilleo, soledoso aroma de frutos imposibles,
lunas sin reflejos,
tierra cortada con miradas en astucias.
Piernas envueltas en lodo.
Quieta.
La vida no camina. Sólo dolor, llamas,
cenizas de mi cuerpo vuelan.
Comienza un incendio sin fuego, frío, hielo…
La arcilla oprime mis ojos, me devora,
la noche me ha invadido...

Raquel Viejobueno Rodríguez.

martes, 7 de junio de 2011

CABALLERO


Armadura de pieles
jinete ceniciento,
rostro en misterio
como espejos translúcidos,
mirada con estrellas opalinas,
voz dentro del eco de la vida.
Aquel que cobije mi corazón
no tiene que ser hidalgo valeroso,
sólo escultor de sueños,
jardinero de mágicas morisias ,
tejedor de plantas y flores,
pescador de letras a la deriva;
-amigo, esposo, amante-
 sombra en mi muerte,
para que lo soledad
no desdibuje mi nombre.

Raquel Viejobueno Rodríguez.






lunes, 16 de mayo de 2011

QUE SÓLO HAYA GUERRAS DE POEMAS Y LIRIOS

Guerra sádica y cruel
numen de trágico mal,
golpeas paz y justicia
con tu látigo infernal.
Alucinantes espectros
de maldad tétrico engendro,
aborto de mil torturas
gestadas en el "averno".
Dictador  fiero y cruel
que impones sangrientas leyes
matando a cuchillo y fuego
candor de nardo y claveles.
Guerra que afila sus garras
y se afila los colmillos,
para con saña inmolar
a los que llama enemigos.
Quizás sean obeliscos
que dan sombra a su soberbia,
o sean brasas encendidas
quemándoles la conciencia.
Quien desencadena guerras
con instintos inhumanos
es reo del más vil crimen
al enfrentar los hermanos.
¿Cuándo mueren "dictadores"
que llevan en la cartera?,
cieno de ayectas traiciones,
ayes de trágica guerra.
Que poetas rimen versos
y sueñen fantasía los niños,
para que en lugar de guerras
florezcan rosas y lirios.

Felisa Rodríguez.

miércoles, 4 de mayo de 2011

ME HICE PIEDRA.


Me hice piedra para decir adiós,

arrastré los sacos de pesadillas,

marrones agonías dispersas.

Las aceras llenas de cadáveres,

el mundo se iba

el suelo yacía húmedo

entre los arreboles de locura.

¡No soy nadie!-me dije.

El manto azulado de mi vida

rompía cortinas de miradas,

aullaba, giraba, corría.

¡Ya!.

El cielo paró en el segundo de mi muerte.

me vi caminar sola, atrás todo.

Me seguía el poeta ya muerto,

alguien me arropó con barro y cenizas.

Ya no había luz blanca,

el cielo lloraba penumbra.

En el otro lado del recuerdo el cristal es más grueso.

veo a mis hijos ancianos,

a mi madre sábana transfigurada en llanto.

Nada, sólo sombras de auroras encerradas.

yo todo, letra, palabra…

Raquel Viejobueno Rodríguez.

miércoles, 27 de abril de 2011

LA AMAPOLA.



Paseando en el atardecer,
Sobre las hierbas del campo,
tropecé con una amapola.

Me incliné lentamente para observarla,
dudosa me quedé y cayada
con mis pupilas clavadas allí,
Vi sus lágrimas cayendo por su tallo,
vi sus rojos pétalos,
desnudos en la inmensidad del campo.
La miré y callé
inmóvil, nada transcurría.
Fue un silencio sonoro,
una frase sin letras,
fue la vida desnuda ante mí.
¡Qué pequeña me sentí  entonces
ante la mirada de la amapola!
Raquel Viejobueno Rodríguez.
“Retrato de una Pluma” año 1992.
Fotografía de Paco Viejobueno.

lunes, 28 de marzo de 2011

MUJER,ERES POESÍA. POESÍA, ERES MUJER.


Cuando no me inspiro, tú me iluminas.
No sólo eres belleza, no sólo eres cuerpo.

Eres portadora de vida; 
herramienta divina con que la naturaleza sigue su propósito.
Comprensión y ternura.
Expresión dulce que tu rostro baña.
Semilla de pasión.
Salvación o perdición de la estirpe.

Eres generosa compañera. 
Fuente exquisita de amor y de ilusión.
Hálitos del alma.
Ángel que con una caricia alivia penas y seca lágrimas.

Eres inspiración que guía mi pluma,
en donde tu magia toma forma de poesía;
me emociono al ver lo que me sugieres.

Cuando leo siento a la dama.
Cuando te observo siento la poesía.
Dama, eres musa.
Poesía, eres mujer.

 Juan Luis Bulnes de la Calle.




sábado, 26 de marzo de 2011

HOY LO DEJO TODO POR TU TERCER CUMPLEAÑOS.

PARA MI HIJA ÁNGELA.

Sólo tuve que desear tu mirada,
un momento dentro de gasas,
minutos descalzos entre lágrimas.
La Diosa Fortuna me otorgó
esta vez todo.
Tu rostro, tu cuerpo,
la sonrisa repleta de pétalos,
la piel con una caligrafía ejemplar.
Y yo, después de tres años
continuo arando el camino
para que el mundo te pueda ver
con la libertad que te mereces.

Raquel Viejobueno Rodríguez.

domingo, 20 de marzo de 2011

NOCHES DE PASIÓN.


Por las noches en la playa, iluminados por un río de plata que emanaba de una luna plena, al igual que nuestra pasión, ocultos con la complicidad de las dunas, retozaban nuestros cuerpos observados por las estrellas. Mis dedos resbalaban por el cuello blanquísimo, hasta llegar a sus tersos pechos, acariciándolos con suavidad, centrándome con delicadeza en sus areolas. Ella, no podía abrir los ojos, quedaba inmovilizada de placer. Su cuerpo se deshacía en mis manos, su boca buscaba sedienta mis labios, que aguardaban deseosos de unirse a los suyos, nuestras lenguas se entrelazaban; el amor se nos vaciaba por las bocas; nos lamíamos el alma, hasta quedar sedientos de más besos. Entonces volvíamos a empezar, en silencio, sintiéndonos cobijados y observados con un aparente guiño del astro que nos iluminaba.

JUAN LUIS BULNES DE LA CALLE.

sábado, 19 de marzo de 2011

VIOLÍN Y LETRA.


Nota acompasada de violín,
caricia de seda en el viento.
Música, soy lágrima de luz,
minuto inerte en el jardín del ayer.
Caracola hecha pedazos,
piel moribunda en río seco.
Doblez de horas,
anciana de zozobra en mares dulces.
Violín que dibuja mis letras.
Palabra hueca...
sed de tiempo.

Raquel Viejobueno Rodríguez.