jueves, 22 de septiembre de 2011

A LA ORILLA...





¿Qué habrá detrás de esta vida,
qué tanto me llama?
¿No comprendes que me has hecho caer?
Me he quedado sin sueño para guarecerme del mundo.
Ya no tengo piel.
Soy un difuso juguete en los dedos de la confusión.
Ahora veo un trampolín;

sólo debo saltar...
 
Raquel Viejobueno (Epitafio)
 

1 comentario:

  1. Lamentamos desde Granada tal perdida.

    ResponderEliminar